ESCULTURA EN MADERA POLICROMADA SAN MIGUEL. ESCUELA COLONIAL

Antigüedades - Escultura
Referencia: Z6243

Escultura en madera policromada de escuela colonial, “San Miguel contra el dragón”, siglo XVII.
Sobre una minúscula peana rectangular se sitúa tumbado de espaldas la figura del dragón, con rostro humanoide. Con un pie sobre la bestia, la otra figura aparece en actitud amenazante hacia él, tocado con un casco con penacho de plumas y las ropas agitadas por el viento.
El Arcángel San Miguel, jefe de las milicias celestiales, es representado en su lucha contra el dragón, la cual se cuenta en el Apocalipsis, o contra el diablo mismo y los demás ángeles caídos (como la presente talla). Normalmente, se le muestra armado con una espada o una lanza, y en atavío militar, ya sea una coroza de inspiración romana o una de tipo barroco, o solamente un casco. En esta escena, aparece combatiendo a pie o, como en el caso presente, volando. La Contrarreforma lo convierte en emblema de la Iglesia romana en lucha y derrotando a la herejía protestante, dando un nuevo auge a su culto y a su representación.
En el caso del monstruo, éste puede tener forma humana (en cuyo caso se trata el tema de la lucha contra los ángeles rebeldes) o como una bestia (Apocalipsis). En el presente ejemplo, tiene un rostro humanoide, cuernos y orejas alargadas, alas, torso de bestia y cola larga terminada en cabeza de serpiente. La figura del arcángel guerrero responde a una variante de modelos que ya se conocía en la pintura del siglo XVII (y en el resto de técnicas), diferenciada del resto por la posición de los brazos.
La diagonal compositiva de la talla, el movimiento de sus vestiduras y el equilibrio en que está con un pie sobre el monstruo son característicos de este tipo de imágenes en el Barroco. También lo son el abundante sobredorado y el tipo de atuendo del arcángel, muy rico como corresponde a un miembro destacado de la jerarquía celestial.
La obra fue realizada en un centro de importancia de entre los de las colonias españolas en América, como demuestra tanto su parecido con ejemplos sevillanos (área de gran influencia en el continente) como ciertos detalles. Por ejemplo, era habitual ese tipo de atuendo en esculturas de esa procedencia, las facciones del ángel, la postura manierista del mismo y lo recargada que resulta con los paños y la disposición de los mismos.
Se conservan numerosos ejemplares de tallas con el tema de San Miguel Arcángel en su lucha contra el monstruo, tanto en España como en América. Por ejemplo, el conservado en el Museo Nacional de Escultura (Valladolid) procedente del Convento de la Encarnación, el pintado por Luis Juárez del Museo Nacional de Arte de México o, anterior, El Gran San Miguel pintado por Rafael y conservado en el Museo del Louvre (París).

· Medidas: 58x20x86 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados