BARGUEÑO SALMANTINO CON TAQUILLON S. XVII

Antigüedades - Mobiliario
Referencia: Z6411


Bargueño de tipo salmantino con taquillón, siglo XVII. Madera de nogal y decoraciones en hueso. Herrajes en hierro forjado.
El taquillón rectangular apoya sobre cuatro patas redondas, y presenta cuatro cajones con decoración de rombos que cierran con llave y muestran herrajes y escudo de herradura. El escritorio, de tapa frontal abatible, tiene ganchos metálicos (para sujetar la tabla sin necesidad de cerrar con llave) y numerosas placas decorativas, además de un magnífico cierre ornado con dos leones rampantes y estrellas. Al abrir la tapa, que apoya sobre dos fiadores de madera del taquillón ornados con cabezas de león, se descubren las gavetas y portezuelas, decoradas con redes de cuadrados y elementos arquitectónicos y columnillas.
Responde al tipo denominado “escritorio salmantino”, que es el más representativo del Barroco español. Se desarrolló, sobre todo, a lo largo del siglo XVII, y su empleo y fabricación llegaron, al menos, hasta el primer cuarto del siglo XVIII. Debido a que, por falta de documentación, se desconocen los talleres responsables de estos muebles y se desconoce si sólo se harían en Salamanca o también se crearían en otros lugares, expertos han propuesto su denominación como “escritorios de columnillas” por ser este elemento decorativo el más característico en los ejemplos conservados.
Otra característica común en los escritorios españoles del siglo XVII son los herrajes decorativos y funcionales que la presente pieza muestra. Destáquese la gran calidad de su trabajo y, sobre todo, el palastro parcialmente dorado con leones y estrellas, conchas y elementos arquitectónicos que ya se ha mencionado. En todos los casos, y como suele ocurrir en esta tipología, todos los elementos metálicos se han destacado con un fondo de tela recortado en formas poligonales.
El taquillón era un elemento común de sujeción en estos escritorios, permitiendo ampliar el espacio de almacenamiento de documentos importantes y demás propiedades valiosas dentro de cajones y portezuelas cerrados con llave. También conocidos como “pie cerrado”, se conoce algún ejemplo de la primera mitad del siglo XVI, momento desde el que no se dejó de fabricar. En el presente caso, su decoración a base de rombos es la más común en los ejemplos del siglo XVII y, por ser la que va a juego con el escritorio, añade valor a la obra.

· Medidas: 112x50x153 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio

¡Artículo en promoción!


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados