LAMPARA IMPERIO EN BRONCE DORADO. 16 BRAZOS

Antigüedades - Mobiliario
Referencia: Z6566

Lámpara Imperio en vidrio y bronce sobredorado. Hacia 1815. Atribuida a Claude Galle.
Lámpara de techo de 16 brazos formada por un eje central del que parten varios círculos, de diferentes radios. El inferior presenta una decoración en relieve de flores; el medio está decorado de la misma manera, y de él surgen los brazos que terminan en los tubos que sostenían las velas, formados por tallos y decorados con putti sosteniendo guirnaldas y acroteras; el superior, con las mismas flores, cuenta con más acróteras que parten de volutas y motivos vegetales. Los tres aros están unidos y destacados mediante cuentas de vidrio transparente poligonales y lágrimas del mismo material, facetados para resaltar los brillos que en ellos producen las luces. Se ha adaptado a uso con luz eléctrica.
Este tipo de candelabros, con los brazos reducidos de tamaño y ocultos entre una multitud de cuentas de vidrio, fueron muy habituales en las principales residencias francesas desde el siglo XVII. Se conoce como estilo Imperio al que tuvo lugar en Francia hacia principios del siglo XIX, durante el gobierno del Emperador Napoleón I Bonaparte (1769-1821), y que, a grandes rasgos, reelaboró el Estilo Directorio complicándolo y destacando la opulencia, pero manteniendo las influencias directas de obras de la Antigüedad clásica que éste tenía, en especial las de la época de la Roma Imperial. Nótense las acroteras, roleos, guirnaldas, tallos… del presente ejemplo.
En Francia, ya desde el siglo XVII, el gobierno prestó una atención inusitada a la legislación y creación de gremios altamente especializados para el trabajo con el bronce y su dorado y a la formación de talleres que trabajaran con materiales ricos para combinarlos con el metal. Como resultado, las fundiciones especializadas francesas lograron alzarse con la primacía en la realización de todo tipo de piezas para decorar interiores desde finales del siglo XVII hasta el siglo XIX, con relojes, candelabros, esculturas de pequeño tamaño, etc.
Claude Galle (Villepreux, Versalles, 1759 – París, 1815) fue uno de los principales broncistas de los periodos final del Luis XVI e Imperio. Comenzó su formación en París como aprendiz del fundidor Pierre Foy, con cuya hija se casó en 1784. Adquirió el rango de maestro dos años después, y sucedió a su suegro a la cabeza del taller a partir de 1788, convirtiéndolo pronto en uno de los más finos de Europa, con unos 400 empleados. Nombrado “Garde-Meuble” de la Corona francesa, entre 1786 y 1788 y bajo la dirección del escultor Jean Hauré, realizó numerosos y destacados trabajos. Colaboró con numerosos artistas, entre ellos Pierre-Philippe Thomire, y la mayor parte de los bronces del Château de Fontainebleau surgieron de sus manos. Pese a su éxito, y debido a la tardanza de sus mecenas en realizar los pagos, pasó apuros económicos. Su taller siguió funcionando bajo la dirección de su hijo, Gérard-Jean Galle (1788-1846) tras su muerte. Sus obras se conservan, además de en destacadas colecciones privadas, en el palacio de Saint-Cloud, en los Trianons, Rambouillet, Monte Cavallo, Roma, el Museo Marmottan de París, el de Relojes de Jerez de la Frontera en España, el Victoria & Albert de Londres, etc. Es preciso destacar que todas estas grandes lámparas eran realizadas sólo mediante encargo previo en su taller, y que realizó, por ejemplo, uno en 1807 para el Palais de Meudon, y otro de 24 luces para el Salon des Grands Officiers del Grand Trianons.

· Medidas: 100x100x120 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados