MARMOL BUSTO ROMANO

Decoración - Esculturas En Marmol
Referencia: M1085

Escultura de estilo romano. Varios mármoles.
Busto de estilo clásico, siguiendo modelos del retrato romano, representando a un hombre barbado, de expresión serena, vestido con coraza y manto y cubierto por un yelmo. Las carnaciones están talladas en mármol blanco, con un acabado pulido en la piel y más áspero en la barba, el bigote y los cabellos, buscando un mayor naturalismo. En cambio, la coraza, el manto y el yelmo están tallados utilizando cuatro tipos distintos de mármol, logrando un efecto decorativo de gran belleza, que combina tonos verdes, rojizos y terrosos. Formalmente cabe destacar asimismo la gran calidad de la talla, no sólo en el rostro sino también en los detalles de la indumentaria, minuciosamente descrita, y especialmente apreciable en los profundos y naturalistas plegados del manto.
El retrato fue una de las manifestaciones más originales y propias del arte romano. El origen del retrato romano aparece vinculado más a un concepto que a una expresión plástica, y refleja como ningún otro género artístico la filosofía vital de aquel pueblo. En su formación es posible detectar tres raíces: la etrusco-itálica, la griega y la corriente autóctona de las “maiorum imagines” o mascarillas funerarias. La combinación de todas ellas dará como resultado una obra inconfundible y genuina que, a pesar de las lógicas diferencias imbuidas paulatinamente por los talleres provinciales, evolucionará paralela en todos los territorios del Imperio Romano. El retrato de la época republicana se interesa ya por la personalidad grave y seria de los modelos, especialmente de los gobernantes, aportando una energía y una decisión a las estatuas que también encontramos en este busto. En un principio eran bustos que sólo recogían la cabeza y parte del cuello, pero se irán alargando poco a poco llegando a representar también los hombros y el pecho. También existieron retratos de cuerpo entero y ecuestres, si bien esta última fórmula se utilizará sólo para los emperadores. De hecho el del emperador es el modelo más frecuente de la escultura romana, constituyendo el modelo para el resto de retratos, de ámbito privado

· Medidas: 74x34x98 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio

¡Artículo en promoción!


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados