CUENCO CERAMICA S. XVII-XVIII

Antigüedades - Varios / Ceramica
Referencia: Z5575

Cuenco, Talavera, finales del siglo XVII – principios del XVIII.
Cerámica esmaltada.
Cuenco de cerámica decorado con esmaltes de alta temperatura sobre un engobe blanco opaco de estaño. La policromía se basa en colores típicos de Talavera: azul de cobalto, verde de cobre, negro de manganeso, amarillo de antimonio y ocres, marrones y naranjas de hierro. Estos esmaltes se aplicaban sobre el engobe crudo, por lo que la pieza se cocía sólo dos veces: una para la pasta y otra para el engobe y los esmaltes. Además, los colores se protegían con un barniz, que se cocía también en esta segunda cochura. Las piezas se introducían en el horno en cobijas o cajas, de forma que los colores no se quemaran (se cuecen a una temperatura muy alta, 900º). En general, las de Talavera serán buenas cochuras, sin defectos de importancia. El auge de esta manufactura cerámica tendrá lugar entre el siglo XVI y mediados del XVIII, momento en que se introduce en España el gusto francés, y la clientela pasa a preferir las piezas de Alcora. No obstante, Talavera vivirá una nueva Edad de Oro a finales del siglo XIX, con los historicismos.
Esta pieza presenta una decoración típica de Talavera, que será muy imitada en otros centros a lo largo de toda la Edad Moderna: un animal en posición rampante en el centro, sobre un plano de suelo esquemático, flanqueado por dos elementos vegetales de gran tamaño. La decoración se completa con elementos vegetales sintetizados y bandas de líneas concéntricas, al interior y al exterior.

· Medidas: 32x32x15 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio

¡Artículo en promoción!


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados