BARGUEÑO ESTILO ITALIANO C/CAREY S. XVII

Antigüedades - Mobiliario
Referencia: Z5732

Bargueño de estilo italiano, decoración en carey, siglo XVII.
Escritorio de muestra descubierta situado sobre garras con bola de forma rectangular. El frente presenta la zona central adelantada y destacada, con capilla; los laterales presentan, cada uno, diez cajoncillos con cierre a llave organizados en dos líneas; remata la obra un corredor ornado con barandilla de roleos vegetales rematada con aves sobre jarrones. El centro del frente presenta decoración arquitectónica: base y pedestales para las cuatro columnas que flanquean la hornacina central con escultura, y un entablamento superior coronado por una barandilla y placas ornadas con motivos de querubines y vegetales en metal sobredorado; al abrir la capilla, se descubren una serie de cajones decorados en sus frentes con taracea geométrica.
El esquema general del mueble responde a un modelo muy extendido y valorado en la Europa del siglo XVII del que los mejores ejemplos han sido, por regla general, los de fabricación italiana. A esta influencia responden muchos de los motivos decorativos de la obra, como la cabeza de angelito alada o los grutescos, mientras que otros son de uso muy habitual en todo el continente a lo largo de esa centuria, como las garras de ave sintetizadas sobre una bola o la concentración de la decoración en la muestra. En España, este escritorio de influencia italiana convivió a lo largo del siglo XVII con el bargueño más tradicional, con el que se solían relacionar menos alardes decorativos y de materiales. Sin embargo, tan apreciada sería esta tipología que no se rompería su claridad compositiva hasta la entrada del Rococó en el siglo XVIII.
La práctica de emplear placas de carey en mobiliario resurgió en Europa durante el siglo XVII. El alto precio y la gran demanda de muebles con concha de tortuga marina se explican por la escasez del material, el que era imprescindible importarlo (normalmente de Centroamérica) y que, para su trabajo, se requería una mano de obra altamente especializada. Como es normal para este tipo de muebles, también llamados “papeleras” por contener documentos importantes, las placas de carey se destacaban muy a menudo con decoraciones en metal sobredorado, siendo muy normal el empleo del bronce para ello.

· Medidas: 116x90x46 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados