ESCULTURA EN MADERA POLICROMADA ENTORNO ALONSO BERRUGUETE

Antigüedades - Escultura
Referencia: Z5824

Escultura de retablo en madera sobredorada y policromada. “Evangelista”. Entorno de Alonso Berruguete (ca.1490-1561).
La figura masculina, joven, se representa descalza y vestida con una capa dorada que también cubre sus piernas y contrasta con las ropas marrones. Mira hacia un lado y sus cabellos se presentan movidos por el viento, mientras sostiene un objeto con ambas manos. Formaba parte de un retablo, de ahí que no se haya trabajado la parte posterior, en solitario o en una composición con más figuras.
Sin un contexto y con un único atributo iconográfico, identificar la talla es más complicado. Se trata de una figura sagrada: no sería un Padre de la Iglesia por su juventud; muy probablemente se trata de un Apóstol, en cuyo caso quizá se trate de Santo Tomás, San Simón o San Judas Tadeo, si el objeto que porta es una pequeña sierra de arquitecto (en lugar de una escuadra, para el primero) o un hacha pequeña para los segundos. Estilísticamente, aún mantiene un gran uso del dorado, detalles más característicos de la tradición escultórica gótica. Sin embargo, la expresividad de su rostro, la magnífica anatomía que se deja ver pese a los ropajes y la naturalidad de la postura nos relacionan la obra con una gran influencia renacentista. El movimiento de la obra es la que nos delimita el estilo al Manierismo.
Alonso González Berruguete fue un escultor y pintor castellano, hijo de Pedro Berruguete, que amplió su formación en Italia desde 1507, sobre todo en Florencia, donde se conocen sus contactos con Bramante, Miguel Ángel, Leonardo da Vinci y Andrea del Sarto. Trajo a España toda esta influencia directa del Renacimiento, del Manierismo y de los modelos antiguos que conoció de primera mano. Trabajó en Zaragoza y Huesca, y fijó después su residencia y abrió taller propio en Valladolid. Llegó a ser uno de los principales escultores españoles del siglo XVI, y difundió el Manierismo italiano. En la presente obra se puede apreciar todo ello: nótense la anatomía, las proporciones, el movimiento y la expresividad. Compárese la escultura, por ejemplo, con el retablo mayor del Monasterio de Mejorada de Olmedo (1523-1526), o con el de San Benito el Real de Valladolid (1526-1532), ambos en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid.

· Medidas: 25x20x70 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados