BARGUEÑO ITALIANO CAREY S. XVII

Antigüedades - Mobiliario
Referencia: Z6333

Escritorio italiano en carey, madera y bronce sobredorado, madera de palosanto, limoncillo y fiadores de hierro. Siglo XVII. Mesa con tablero en nogal,
Escritorio de muestra descubierta situado sobre ocho garras con bola y con dos asas en los laterales. El frente presenta la parte central adelantada, con capilla; cuatro cajones rectangulares a los laterales de la misma; remata la obra un corredor ornado con roleos vegetales rematado por ocho figuras infantiles y un águila coronada sobre orbe encima del coronamiento central. El bufete o mesa bargueñera que lo sostiene y destaca es de patas torneadas aseguradas mediante chambranas inferiores (también torneadas y con dado central) entre sí, y fijadas a la tapa del mueble gracias a fiadores metálicos curvos con disco en el centro; la tabla superior luce una decoración geométrica en taracea de maderas oscuras sobre claras.
El esquema general del mueble responde a unos modelos conocidos y empleados en ebanistería en toda Europa a lo largo del siglo XVII de los que los mejores ejemplos son considerados de procedencia italiana, como el presente. Así, sus elementos decorativos pertenecen a la misma tradición: las patas talladas en forma de garra de ave sintetizada sobre bola son muy típicas de la centuria; los laterales son más planos y sencillos (marquetería geométrica en torno a moldura y las asas en bronce sobredorado concentran toda la decoración, vegetal); etc.
Como es habitual en los escritorios barrocos, el centro de la muestra es donde se concentra la decoración, realizada a base de áreas en carey con fondo dorado y destacadas gracias a molduras exteriores en madera más oscura, ornadas éstas mediante círculos en taracea, siempre manteniendo la simetría. La capilla sigue una composición arquitectónica: basamento inferior destacado, como el resto, con apliques de bronce sobredorado; fachada entre cuatro columnas con éntasis y una hornacina en el centro con Atenea, diosa de la sabiduría en la mitología clásica; el remate superior invade este último espacio central, aportando movimiento. Al abrir la portezuela que la cierra, se descubren seis pequeños cajones a los laterales y dos mayores arriba y abajo, flanqueando todos ellos un espacio interior de columnas, arcos de medio punto y suelo ajedrezado que se simula mucho mayor al espectador mediante un teatral juego con espejos.
Este esquema general es muy común en todo el Barroco europeo, y no se rompería su claridad compositiva hasta el Rococó en el siglo XVII. En España, la tipología del presente escritorio convivió con la del bargueño, prefiriéndose estos tipos por su mayor riqueza decorativa y en los materiales empleados. Los elementos clásicos de que hace gala responderían a esa tradición clásica, más fuerte en el territorio italiano que en el mueble hispano.
La práctica de emplear placas de carey en mobiliario resurgió en Europa durante el siglo XVII. El alto precio y la gran demanda de muebles con concha de tortuga marina se explican por la escasez del material, el que era imprescindible importarlo (normalmente de Centroamérica) y que, para su trabajo, se requería una mano de obra altamente especializada.

· Medidas: 130x48x115 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados