ESCULTURA EN MADERA POLICROMADA SAN DIEGO DE ALCALA

Antigüedades - Escultura
Referencia: Z6341

Escultura en madera policromada, San Diego de Alcalá. Escuela brasileña, siglo XVIII.
Sobre un pedestal se alza la figura de un joven vestido con el hábito franciscano. Lleva sus vestimentas recogidas al frente con la mano izquierda, dejando ver un puñado de flores, mientras alza la derecha.
San Diego de Alcalá fue un santo franciscano español que vivió entre finales del siglo XIV y 1463. Uno de los momentos de su vida que más se escoge para su representación es aquel en el que, desoyendo las prohibiciones de su superior, repartía pan a los pobres y, para sorprenderle, un hermano le revisó las vestimentas, encontrando en ellas flores en lugar de los alimentos que había escondido. Fue canonizado por el papa Sixto V en 1588, a petición de Felipe II.
A lo largo del siglo XVIII Brasil experimentó una gran época de esplendor económico, debida a la explotación de sus minas de oro. Esta riqueza fue la que atrajo a talentos tanto europeos como locales, y dio lugar a una época barroca de gran importancia, con un particular florecimiento de la escultura. Sin embargo, dado que la mayoría de obra anterior al siglo XX es anónima, hay numerosas dificultades para adscribir obras, sin que ello impida el despunte de ciertos nombres. Es preciso destacar que este estilo artístico no llegó al país hasta bien entrado el siglo XVIII, sobre todo de la mano de emigrantes portugueses, y que tomó enseguida características peculiares (sobre todo en Minas Gerais).
La presente talla pertenece a la escuela brasileña, como claramente demuestran los rasgos del santo. Además, se ha realizado a la manera de Antonio Francisco Lisboa (1730-1738), escultor y arquitecto brasileño apodado el “Aleijandinho”, que está considerado como el mayor representante del estilo Barroco en la región al sudeste conocida como Minas Gerais, también llamado “barroco mineiro”. Hijo natural de un emigrante portugués, comenzó su formación en el estudio de su padre, carpintero y maestro de obra, y su primer trabajo se lo encargó la Orden Tercera de San Francisco con el proyecto para su iglesia en Vila Rica en 1766. El apodo procede de sus problemas físicos degenerativos. Estilísticamente, su trabajo presenta gran influencia portuguesa, rococó y de los estilos clásico y gótico, manteniendo siempre un estilo propio que haría que sus modelos se continuaran empleando por otros artistas a lo largo de todo el siglo.
Es bastante más común encontrar obras semejantes a la presente en museos brasileños como el de la Incofidencia (Ouro Preto) y en iglesias del país (Sabará, Nova Lima, etc).

· Medidas: Alt. 72 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados