OLEO S/LIENZO RETRATO "DAMAS CON PAISAJE" ANSELMO MIGUEL NIETO

Antigüedades - Pintura
Referencia: ZE154

Retrato. “Damas con paisaje”. Óleo sobre lienzo. Firmado y fechado (1920) en la zona inferior. Nieto, Anselmo Miguel (Valladolid, 1881-Madrid, 1964).
Anselmo Miguel Nieto fue un pintor español muy popular a nivel nacional e internacional hasta la Guerra Civil española, momento desde el que su obra ha quedado un tanto en el olvido. Destacó en el género del retrato, especialmente femenino, mostrando influencias de Zurbarán, Romero de Torres, Joaquín Sorolla, etc.
De padres humildes y sin artistas en su familia, deja Valladolid por formarse en la Escuela Superior de Bellas Artes de Madrid, donde estudia con los profesores Alejo Vera y José Moreno Carbonero y tiene como compañeros a los Zubiaurre, López Mezquita y Eugenio Hermoso. Logra, primero, una pensión en Roma para ampliar su formación y, en 1903, otra para París, donde está dos años. En esta época conoce a su amigo de por vida, el pintor Aurelio Arteta, y a Pablo Picasso.
En 1906 se instala en Madrid, frecuentando al principio tertulias artísticas y conociendo a grandes nombres como los Baroja, Valle-Inclán (conviene destacar su retrato), Francisco de Cossío, etc. Su reconocimiento nacional (Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Arte de Barcelona de 1911…) viene seguido del internacional, que llega desde que se le otorgara Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Buenos Aires (1910) y otra en la de Munich (1913). En 1922 se marcha con Julio Romero de Torres a Argentina y Chile, regresando a España en 1946. Desde este momento, sin embargo, su fama no vuelve a lo que fue. Pese a ello, se le nombra Académico de San Fernando en 1952 (el pintor se negó siempre a la recepción oficial). Permanece en Ibiza entre 1933 y 1936, encontrando algo de alivio a sus momentos atormentados, y entre 1947 y 1949. En este año vuelve a Madrid, donde fallece en Madrid en 1952.
Su estilo evolucionó desde un realismo expresionista hacia un modernismo de rica luminosidad y colorismo. Interpretó sus retratos en un sentido alegórico y sensual (siguiendo la línea de maestros como Romero de Torres o Zuloaga). Destacan su luminosidad y su soltura de factura, junto con un detalle realista vigoroso. Su trabajo se pudo contemplar en numerosas exposiciones (Missouri, Munich, Barcelona, Buenos Aires, etc.), y se conserva en numerosas colecciones privadas, y en instituciones como el Museo Nacional del Teatro, el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, la Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid, etc.
La presente pintura muestra una particular combinación entre las dos figuras retratadas y el paisaje montañoso del fondo. La dama de negro sentada y la joven, con vestido blanco, muestran la fuerza en el dibujo habitual en el maestro, comparables con varios retratos de damas burguesas conservados en colecciones privadas de Madrid y Valladolid. Nótense la expresividad lograda con los gestos de los rostros y con la posición de las figuras, que casi parece contar una historia relacionada con la pena y el luto de la señora y el apoyo de la muchacha. El fondo de paisaje (en el que sólo la presencia de un puente hacia el centro hace alusión a intervención humana), que destaca por su luz y su pincelada y combinación cromática, recuerda más a obras maestras como el retrato de Concha Lagos realizado en 1954, o el de Anita Delgado de 1905, mostrando influencias de otros pintores y corrientes contemporáneas a la época.

· Medidas: lienxo 163x150 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados