LAMPARA BRONCE Y CRISTAL BACCARAT

Antigüedades - Mobiliario
Referencia: ZF0279

Lámpara de araña de estilo Luis XV; doce luces. Vidrio, bronce. Baccarat, Francia, siglo XIX.
Firmada. Adaptada a luz eléctrica.
Lámpara de araña para techo con un cuerpo de metal dorado a modo de eje del que parten una serie de varas del mismo material en distintas posturas, creando una composición de varios pisos y dando espacio para los puntos de luz y los elementos de vidrio transparente blanco. Éstos se presentan en una gran variedad de formas y tamaños (estrellada o flor; otros tienen un complejo diseño y se encuentran grabados con una cruz griega en la parte inferior de los mismos; hay otros ajarronados; platillos que irían bajo las velas en origen y ahora están bajo las varas de las bombillas), combinando áreas lisas con otras ralladas y grabadas. Los brazos de metal no presentan apenas decoración, cediendo así protagonismo al vidrio; en este mismo material aparecen “platillos” poligonales bajo los puntos de luz, una corona en la zona superior de la lámpara, etc. Cuenta con tres puntos de luz envueltos en tulipas orientados hacia abajo, otros tres puntos de luz hacia arriba en un círculo interior, y seis más en la zona exterior.
La fábrica francesa de Baccarat recibió su primer encargo en 1823, dando inicio así a una larga serie de trabajos destinados a casas reales, jefes de Estado, etc. de todo el mundo. El primero de muchos reconocimientos vendría en 1855 al serle concedida Medalla de Oro en la Exposición Universal de París. Entre 1846 y 1849 la manufactura marcó algunos de sus artículos de cristal más finos con la letra “B” y el año en que la pieza fue creada. La producción de cristal se expandió en este periodo, y le valió a la firma una merecida reputación internacional por su cristalería de calidad, con piezas como candelabros y frascos de perfume. Hacia 1860 la manufactura comenzó a marcar sus productos con una marca registrada grabada habitualmente en la base de la pieza. Durante la segunda mitad del siglo XIX, acabó la era Imperial con la caída de Napoleón III, y tendencias externas al arte francés comenzaron a influir de manera importante en los trabajos de la casa (particularmente japonesas, influencia clave en el desarrollo de las artes decorativas francesas de finales de este siglo); asimismo, y durante estos años, se produjo un importante crecimiento de la fábrica en el continente asiático (India recibió algunos de los más llamativos encargos…), y la producción de frascos de perfume se convirtió en una de las más importantes para Baccarat (para 1907 la producción era de unos cuatro mil frascos diarios). En 1936, Baccarat comenzó a grabar sus trabajos con ácido y con la técnica del granallado. Actualmente se pueden contemplar piezas históricas de Baccarat en el museo que lleva su nombre en París, en destacadas residencias de Europa y Asia, etc.

· Medidas: 90x90x130 cms.

5.500,00 €


Para consultar las tarifas para profesionales su registro aquí.

Para añadir el producto a su pedido, como particular o profesional, acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados