CRISTO EN MADERA DE BOJ. ENTORNO JUAN DE JUNI

Antigüedades - Escultura
Referencia: ZF0357

Cristo Crucificado. Madera de boj tallada. Atribuido a Juan de Juni (Francia, 1506-Valladolid, 1557) o taller, España, hacia finales del siglo XVI. Obra inexportable.
Cristo crucificado realizado en madera tallada representado con tres clavos (uno en cada mano y otro uniendo ambos pies, detalle que da un ligero movimiento a la figura) y paño de pureza o “perizonium” corto y pegado al cuerpo para realzar la anatomía, naturalista y de marcada influencia clasicista, y con una pieza de la tela detrás de una de las piernas para aportar un ligerísimo movimiento. Jesús tiene la cabeza caída, los ojos cerrados y los labios entreabiertos, con una cierta expresión de dolor en su rostro. Conviene, asimismo, destacar tanto el pictoricismo de los cabellos y barba como el detalle de tener las manos cerradas en puño en torno a los clavos. La anatomía de la figura, su expresividad, el estudio anatómico, la simetría y armonía, el rostro, etc. remiten a modelos de fuerte relación con el clasicismo.
En la postura recuerda, en algunos detalles, al Cristo en la Cruz con la Virgen y San Juan de Miguel Ángel Buonarotti fechado en 1556 que se conserva en el British Museum de Londres. Iconográficamente (tres clavos, Cristo con el rostro ya caído, etc.) sigue tradiciones antiguas que, en algunos casos, pueden encontrarse ya en el Gótico. En algunos detalles del rostro podría recordar a esculturas de Juan de Juni (Francia, 1506-Valladolid, 1557) realizadas en España (compárese con el Crucificado del Convento de Santa Catalina de Valladolid datado hacia 1572-1573; o con el de la Iglesia de San Pablo de Valladolid; o con el Calvario de la Catedral de Valladolid fechado entre 1545 y 1561; o con el del Calvario realizado hacia 1556-1557 y procedente del contento de San Francisco de Ciudad Rodrigo que se conserva en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid), si bien la anatomía y la postura se corresponden con esa pertenencia o influencia del Manierismo del maestro (recuérdese el grupo de San Jerónimo de hacia 1540 de la Iglesia-Museo de San Francisco en Medina de Rioseco).
Al ser considerado el creador de la escuela castellana de escultura junto con Alonso Berruguete, la influencia de modelos y obras de Juan de Juni sería muy importante, no solo en el entorno de Valladolid, ciudad en la que se estableció definitivamente (abriendo su taller en la década de 1540), y formando a un gran número de discípulos (entre los que se suele destacar a Juan de Anchieta).
Hay que destacar el material y acabado de la presente talla: si bien no se conservan muchos ejemplos, las pequeñas esculturas de madera de boj fueron empleadas a menudo como modelos para presentar proyectos a los clientes de los escultores, o escogidas para mostrar las habilidades técnicas de un maestro (al presentarse sin policromar), lo cual añade interés a la presente obra.

· Medidas: 21x5,5x25 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados