JARRA DE PLATA. MATEO MARTINEZ MORENO. CORDOBA

Antigüedades - Varios / Plata
Referencia: ZF0466

Jarra. Plata. Mateo Martínez Moreno y, posiblemente, Juan de Luque y Ramírez. Córdoba, finales siglo XVIII.
Con marcas de contraste.
Jarra de plata en su color con base circular unida al cuerpo mediante molduras lisas que crean unas elevaciones en sintonía con la forma globular de la pieza. Cuenta con un pico curco rematado por una perla y con dos molduras en el centro (decoración repetida en el borde de la pieza), y un asa en curva y contracurva con remates de volutas y elementos vegetales sencillos. La tapa cuenta con molduras lisas, un remate en flor y una pieza avenerada para levantarla.
En cuanto a las marcas de contraste, situadas en la base de la jarra, nos indican que es una pieza realizada en Córdoba, con punzones del contraste Mateo Martínez Moreno y, según expertos, Juan de Luque y Ramírez. Mateo Martínez Moreno comenzaría su carrera como maestro platero en 1767, y falleció en 1804 (ejerciendo como fiel contraste desde 1780 hasta 1792, siendo reelegido de nuevo en 1792); sobre su nombre aparece la fecha en el contraste que emplea (década de los años 90, quizá 1793). Conservan trabajos vinculados con el maestro platero (tanto en su labor creadora como de control como contraste) importantes colecciones privadas e instituciones como el Museo de Albacete (bandeja de Antonio Ruiz de León fechada en 1789), el Museo del Traje de Madrid (collar de azabache, vidrio, coral y plata, realizado en Córdoba), etc. Con el punzón vinculado con Juan de Luque y Ramírez (maestro platero desde 1783), se conservan, entre otras piezas, una custodia de sol fechada en 1793 y conservada en la parroquia de Santa Cecilia (“Los Descalzos”) de Ronda y unas potencias fechadas en 1789 de la Antigua y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús de Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores de Ronda (en las que también figura el punzón de Martínez con la N y la E soldadas).
En la platería española del siglo XVIII, es la Corte de Madrid la que marca la pauta: si bien conviven las tendencias barroca, rococó y neoclásica, la primera se aparta pronto (introduce la segunda antes de 1740 o hacia esta fecha) y el Neoclasicismo hacia 1770 (imponiéndose paulatinamente desde 1780), extendiéndose con el tiempo al resto del territorio peninsular. Nótese la diferencia entre el presente ejemplo y los más habituales de la platería Neoclásica española (como aquellos prototipos extendidos con la llegada de los Borbones por influencia francesa, tan diferentes de los jarros de pico españoles), aunque la influencia de este estilo se aprecia en ciertos detalles como la pureza de líneas, la escasez de elementos decorativos en relieve, etc. Peso: 1097 gr.

· Medidas: 20x12x26 cms.

Artículo vendido


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados