ARMARIO EN MADERA TALLADA Y POLICROMADA 1773

Antigüedades - Mobiliario
Referencia: ZF0472

Armario policromado. Madera tallada, policromada, hierro. Siglo XVIII (1773).
Armario alto con cuatro puertas y dos cajones realizado en madera tallada y policromada decorado al exterior con una serie de molduras y tallas planas organizadas en áreas cuadradas y rectangulares en tres de sus cuatro frentes, y alzado ligeramente del suelo gracias a cuatro pequeñas patas. Las dos puertas de la zona superior dan acceso a un área única (igual que en la zona inferior), manteniendo los dos cajones en la franja central del mueble.
Arriba, se realza la zona plana con una moldura saliente. A continuación, otra moldura enmarca ambas puertas y zona central, separando a la vez estas tres áreas. En la zona inferior se vuelve a repetir el remate mediante finas molduras lisas. Las puertas de la zona superior presentan una decoración organizada simétricamente teniendo ambas en cuenta: es preciso destacar la presencia de la fecha en los cuarterones de las esquinas exteriores superiores de las puertas (en una “Año” y en otra “1773”) sobre formas geométricas planas; el resto de casetones (combinando rectangulares con cuadrado en el centro) muestran elementos geométricos sencillos. Los cajones cuentan con cuarterones y pomos de madera flanqueándolos; esta zona se decora con otros casetones. Las puertas de la zona inferior muestran casetones rectangulares con elementos geométricos más sencillos que los de la superior. Las dos puertas del lado derecho y los cajones presentan cierre mediante llave, y escudos de cerradura con decoraciones sencillas. Los laterales, de nuevo, muestran una combinación de casetones con tallas planas geométricas y vegetales.
En el mobiliario español, es posible hablar de una regionalización en la segunda mitad del siglo XVIII, adoptando lo que más convenía de las tradiciones francesa, inglesa o italiana y combinándolo con la tradición local. Los armarios suelen seguir, dentro del mueble burgués, las tradiciones europeas, pero con los tableros de las puertas decorados con tallas y a menudo policromados. En general, la burguesía y la nobleza provinciana siguieron más o menos fieles a lo renacentista, añadiendo detalles de los nuevos estilos.
El gusto español por pequeños paneles y molduras en los exteriores llevó al llamado mueble de cuarterones en el Renacimiento. En el siglo XVIII, los cuarterones se pintarían (normalmente de colores claros), conservando los esquemas y adaptando líneas y molduras a las modas al uso. Compárese el presente ejemplo, si bien destacando las diferencias, con el armario mudéjar decorado con paneles del siglo XIII de la Catedral de León y con el armario pintado en 1776 realizado en Austria que se conserva en el Victoria and Albert Museum de Londres. Nótense las ciertas similitudes existentes con el cabecero policromado que se conserva en el Museo de América de Madrid; diferencias notables con el armario de Juan Pedro López del siglo XVIII del Blanton Museum; y ligero parecido con las puertas de la sacristía del Santuario de Nuestra Señora de las Ermitas (Orense).

· Medidas: 150x62x226 cms.

Artículo vendido


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados