BARGUEÑO ASTURIANO DE 3 CUERPOS S. XVII

Antigüedades - Mobiliario
Referencia: Z4716


Bargueño de tres cuerpos. Madera de nogal y hierro forjado. Asturias, España, siglo XVII.
La parte inferior es un taquillón de dos puertas con decoración tallada, la central es un escritorio de tapa abatible y una alacena de dos puertas arriba. Al exterior, abajo alternan motivos geométricos romboidales en los laterales y lengüetas en el centro, elementos rectangulares arriba y abajo y elementos vegetales; las puertas muestran molduras en torno a rectángulos semejando cuadros y marcos; la parte superior, además de ésos detalles tallados mencionados, cuenta con sus puertas y dos laterales calados con balaustres. Remata el conjunto un frontón partido con decoración de gotas como las empleadas bajo los triglifos en el arte clásico.
Las puertas de abajo se aseguran mediante fiadores y cuentan con tiradores en forma de lágrima. El escritorio tiene tirador y cierre a llave con el escudo de herradura destacado y decorado con una placa metálica calada con tornapuntas en S flanqueando un escudo central, rematado por un detalle floral simplificado; al interior, los cajones se dividen en una banda superior y otra inferior con cuatro cada una y una zona central de dos cajones a los lados de una capilla central abierta con arco de medio punto, y los frentes, en todos, decorados con marquetería de líneas geométricas sencillas. Las puertas de la alacenilla cierran a llave.
La decoración de talla ya aparece en los frentes de bargueños y en los taquillones del siglo XVI y pertenecen a influencia renacentista la inclusión de detalles empleados en entablamentos arquitectónicos de ese estilo. Sin embargo, las proporciones más verticales que horizontales del mueble se ven en los conocidos como “Carlos V”, que aparecen hacia el segundo tercio. El gusto español por los paneles y las molduras talladas se aprecia en este ejemplo con claridad, y la marquetería del interior del escritorio se parece a la de otros de fabricación asturiana. Lógicamente, balaustres y detalles de movimiento muestran la pertenencia al Barroco.
También conocidos como “armario bargueño”, esta tipología de mueble no pertenecía al mobiliario estrictamente doméstico, sino que se empleaba en lugares públicos o estancias de residencias de importancia donde pudieran contemplarse. Por este valor, no fueron demasiado comunes ejemplos como el presente, pero sí se han conservado alguno muy similar en colecciones privadas de importancia. Compárese con un ejemplo muy parecido conservado en el Museo Etnográfico Provincial de León en Mansilla de las Mulas, pero también se puede relacionar con otros como la alacena de la Casa Museo Lope de Vega en Madrid (inventario CE00234) de hacia finales del siglo XVII, o el armario alacena del Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid (CE02504).

· Medidas: 105x46x215 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio

¡Artículo en promoción!


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados