FRUTERO EN PLATA SIGLO XVIII CORDOBA

Antigüedades - Varios / Plata
Referencia: Z6259

Salva cordobesa en plata, 1759-1768.
Con marcas.
Peso: 820 g.
Salva en plata de estilo rococó, con punzones de Córdoba y del marcador Bartolomé Gálvez y Aranda. Presenta un pie alto y escalonado, de base circular, adornada con estrías incisas y otros motivos simples de tipo clásico, anunciando ya el cambio de lenguaje hacia el neoclasicismo. Sin embargo, el plato en sí es aún netamente rococó, con un perfil de curvas ingletadas que se traducen en aristas en el alero.
Bartolomé Gálvez y Aranda fue platero, si bien trabajó como marcador entre 1759 y 1772, utilizando para esta labor el punzón que aquí vemos: su apellido en letras mayúsculas, en marco trapezoidal muy apaisado y surmontado por una flor de lis en resalte trilobulado. A este punzón Gálvez y Aranda le añadirá desde 1768 la marca cronológica, por lo que esta salva se dataría entre 1759 y 1768.
Es además una pieza especialmente interesante por proceder de Córdoba, el principal centro de la platería española del periodo rococó, de cuyos talleres salían piezas religiosas y profanas de alta calidad, destinadas a clientes no sólo locales sino de toda la Península Ibérica, llegando incluso a las Islas Canarias y a Latinoamérica. La gran difusión de la platería cordobesa tendrá lugar, de hecho, en el último cuarto del siglo XVIII, a través de los llamados maestros plateros feriantes. Estos personajes actuaban como corredores de comercio, según señala Pérez Grande, recorriendo las iglesias y las ferias celebradas por todo el país. La actividad de estos plateros feriantes fue además favorecida por exenciones de impuestos .

· Medidas: 32x32x13 cms.

Acceda a su cuenta para consultar su precio


Para consultar los precios solicite su registro aquí.

Si ya está registrado acceda a su cuenta aquí.


Artículos relacionados